Este vídeo envía un mensaje de tranquilidad y pretende evitar el pánico que estimulan las redes sociales mal manejadas.