Atención Integral del Enfermo Respiratorio

Consultorio Virtual Dr. Abraham Alí

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una enfermedad muy frecuente (8,9% en mayores de 40 años en Colombia) y con gran impacto sobre la morbilidad, la mortalidad y el costo de la atención de esta población, costo que se relaciona con el tratamiento de las exacerbaciones de la enfermedad, las hospitalizaciones y el consumo de oxígeno que dependen por una parte de la severidad de la enfermedad y por otra del tipo de atención que se brinde al paciente. El desconocimiento de las características de la enfermedad por el paciente y su familia, y eventualmente por los prestadores del servicio, y la dificultad para el acceso a la atención lleva a la sobreutilización de los servicios de urgencia.

Para responder a este reto existen programas de Atención Integral y Rehabilitación del Paciente con EPOC (AIREPOC es el nombre del programa de La Neumológica) que tiene como objetivos por un lado mejorar la calidad de vida del paciente y su familia, prevenir o evitar las complicaciones de la enfermedad y la necesidad de recurrir a los servicios de urgencia, y la hospitalización en las salas clínicas y las unidades de cuidados intensivos lo cual unido a la utilización racional de recursos (exámenes paraclínicos, oxígeno, medicamentos, etc.) permite reducir significativamente el costo de la atención y lograr resultados excelentes en los pacientes.

Este es un programa asistencial y multidisciplinario que busca ofrecer una atención integral al paciente con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en términos de educación, prevención, tratamiento y rehabilitación de su patología. Estos objetivos deben alcanzarse con un mínimo de efectos secundarios como consecuencia del tratamiento, lo cual representa un objetivo particular en el caso de los pacientes con EPOC, en quienes son frecuentes otras comorbilidades. El reto primordial del programa es evitar reingresos hospitalarios y sobre-utilización de los servicios asistenciales. El programa se desarrolla por etapas prorrogables de un año, al final de los cuales,  se muestran los resultados individuales y grupales por severidad de la enfermedad en términos de gestión y análisis de costo efectividad de la atención prestada.

Pero un factor que se constituye difícil de manejar para los pacientes con EPOC, son las exacerbaciones. Son elementos elementos claves en el curso natural de la enfermedad, por carga asistencial, calidad de vida y determinan el pronóstico de los pacientes. Pero no todas las exacerbaciones tienen el mismo impacto, por ello debemos clasificarlas en frecuencia, gravedad y duración. Por consiguiente la efectividad de un programa de atención puede ser medido por la reducción del número de exacerbaciones más graves.

Podemos pensar que una buena consulta médica es suficiente, pero muchos pacientes pulmonares requieren ir más allá. El apoyo de otros especialistas, el seguimiento cercano de los pacientes, la disponibilidad para la atención prioritaria, el soporte nutricional y psicológico son herramientas que marcan la diferencia para mejorar los enfermos. El resultado final de este tipo de programas son pacientes con mejor calidad de vida y familias con altos índices de satisfacción.

Si el lector de este blog es un médico con interés genuino en sus pacientes pulmonares, la invitación es a remitirlos a un programa que ofrezca estas características de atención. En caso que el lector sea un paciente, te invito a preguntar a tu médico por la atención integral y por la posibilidad de iniciar rehabilitación pulmonar.

¡Nos vemos pronto!

El error que impacta de modo dramático en la infodemia actual es hacer estrategias de aislamiento y de ingreso a las instituciones basado en síntomas. La naturaleza humana lleva a que para no ser discriminado se nieguen síntomas o minimicen los mismos, asumiendo que es un cuadro gripal usual, un resfriado, una alergia o irritación del medio ambiento y hasta un tema de tensión laboral. Pero esta estrategia no solo es insuficiente porque se oculten síntomas, lo es también por la transmisión que generan los asintomáticos o los presintomáticos. Aunque se asume que la capacidad de infectar a otros en menor en estos pacientes que en los que tienen grandes síntomas, igualmente son foco de multiplicación de casos. Por consiguiente la forma correcta de ubicar los casos y generar los aislamientos necesarios, se da por medio del diagnóstico preciso con PCR por medio de transcriptasa reversa.

En Latinoamérica ha habido un poco más de tiempo para conseguir respiradores, y se hace gran promoción de ello y parece que fuese la panacea a la pandemia. Pero pensar que toda la medición del sistema de salud está dada por tener camas con ventiladores, es una forma incompleta de tratar la situación. Con este abordaje nos quedamos cortos, muy cortos. Es usual que se tengan los equipos y no el recurso humano capacitado para ello. Esa situación ya se está viviendo en algunos hospitales colombianos en los que las incapacidades de los trabajadores y falta de recurso entrenado ha llevado a la parálisis de equipos de ventilación mecánica, que se encuentran disponibles. Los profesionales capaces de manejar con acierto un respirador son pocos, ante lo cual la forma integrada de mirar la medición del sistema es por medio de recurso humano preparado, oportunidad en la oferta de cama, procesos articulados para dar de alta pacientes recuperados y las infecciones del personal de salud. No sería lógico brindar servicios que permitan ofrecer buena atención a los pacientes, a costa de su personal laboral infectado por encima de los estándares tolerables, que debería ser cero infecciones por COVID-19 en ambiente laboral.

La infodemia es otra de las cosas que llegó para quedarse y genera una sensación en el grupo médico que la persona que más sabe es la que logró tener el artículo de modo más rápido. Es como si salvar vidas se relacionara con tener más información y este es otro grave error. Los pacientes no se tratan con el último artículo, se tratan con su mirada individual y personalizada. 

Contáctanos

Abrir chat