10 “tips” para dejar de fumar

Luego de unas semanas de inactividad en el blog, me comunico nuevamente para compartir los 10 tips para dejar de fumar, que promueve la Fundación Neumológica:

  1. Establecer una fecha específica: tomar la decisión de cuándo empezar a dejar el cigarrillo es fundamental. Esta marcará en la mente el inicio del camino para lograr el propósito.
  2. Hacer una lista de razones para dejar de fumar: escribir una lista, para tener a la mano, que sirva como recorderis de “por qué se dejará de fumar y cómo esta decisión contribuye a la salud”.
  3. Reducción del consumo: días antes de comenzar con el propósito, reducir el consumo de cigarrillo como preparación. Esto, además, facilitará acabar poco a poco el hábito.
  4. Identificar los momentos en los que siente más ganas de fumar y cambiar de rutina: de esta forma se combate la ansiedad. Una opción es comenzar a hacer ejercicio regularmente para aliviar la tensión y las ansiedades.
  5. Mantener una alimentación balanceada: evitar consumo de cafeína, cítricos, gaseosas y frituras, aumentar la ingesta de frutas, verduras y zumos naturales además de frutos secos, minimizar ingesta de grasa y carbohidratos.
  6. Deshacerse de todo lo relacionado con el cigarrillo: encendedores, ceniceros, y sobre todo, los cigarrillos, que pueden generar momentos de debilidad y ansiedad.
  7. Buscar apoyo profesional: De acuerdo con la OMS y la Guía de Cesación de Tabaquismo de la Fundación Neumológica Colombiana, solo el 3% de las personas que desean dejar de fumar, sin apoyo profesional, lo logran; mientras que el 60%, que se apoya en profesionales, cumple con el propósito.
  8. Realizar actividad física diaria: durante mínimo 30 minutos todos los días. Caminar siempre es una buena opción.
  9. Tener un adecuado patrón de sueño: dormir a una hora fija todos los días y despertarse a una hora fija. Se recomienda, mínimo, 7 a 8 horas.
  10. Sea optimista: es importante confiar en sí mismo, ser disciplinado y constante. Es importante tener presente que la decisión de dejar de fumar ya es en sí un gran paso. Dejar de fumar es difícil, pero no imposible.

Médicos, pacientes y la sociedad en general puede ayudar a dejar de fumar. El simple consejo puede cambiar el futuro de un adicto al tabaco.