El oxímetro puede medir la saturación de oxígeno y la frecuencia cardiaca
Oxímetro de Pulso

La pulsioximetría es una medición no invasiva del oxígeno que se encuentra dentro de los vasos sanguíneos, lo que se conoce como oxigenación de la sangre. El aparato que mide esto se llama oxímetro de pulso. Conocer la oxigenación de la sangre (saturación de oxígeno) es muy importante debido a que nos orienta acerca de la salud o enfermedad de un paciente.

En caso de querer conocer de modo preciso la cantidad de oxígeno en la sangre, se deben realizar gases arteriales, que ofrecen información de oxígeno, dióxido de carbono, acidez en la sangre y confirma los valores de cantidad de sangre oxigenada.  Los valores normales de saturación arterial de oxígeno dependen de la altura de cada ciudad. A mayor altitud menor saturación. La edad genera disminución de la oxigenación y no se considera anormal, por consiguiente no requiere aporte adicional de oxígeno.

Indicaciones

La oximetría se mide en Neumología cuando se desea conocer la oxigenación en la sangre para explicar las causas de la disnea de un paciente; evaluar el efecto terapéutico del oxígeno en cuanto a mejoría en saturación; mirar la severidad de una enfermedad aguda como infección pulmonar; determinar la indicación de oxígeno en reposo o hacer ejercicio. En general se considera un signo vital mas, por lo que una consulta de neumología completa debe tener la medición de saturación arterial por pulsioximetría.

Factores de confusión

El color oscuro de la piel, uso de algunos medios de contraste  intravenosos, anemia severa, esmalte en las uñas y baja presión sanguínea con perfusión inadecuada de la piel son factores que llevan a lecturas inadecuadas del equipo de oximetría. Otros motivos técnicos de valores inadecuados son el movimiento del transductor por temblor, luz ambiental intensa y la interferencia de otros equipos médicos eléctricos.

¿Gases arteriales o Pulsioximetría?

Las principales ventajas de la oximetría de pulso son la evaluación inmediata del paciente, no hay riesgo de lesiones, es muy económica y puede estar disponible en todos los consultorios y en la casa del paciente. Pero no ofrece toda la información que se necesita en cuanto a oxigenación y limita la correcta toma de decisiones médicas. Cuando el paciente satura mas de 80% las mediciones son confiables, pero valores menores pueden arrojar información dudosa, ante lo cual se deben tomar gases arteriales. Lo gases arteriales dan información de gran utilidad, pero no son inocuos, duelen con frecuencia y pueden acompañarse de complicaciones si no se hacen de modo adecuado.

Modo de funcionamiento

El aparato emite luz en dos longitudes de onda, 660 nm (Roja) y 940 nm (Infraroja). Estas valores caracterizan la sangre oxigenada y desoxigenada. El equipo se coloca de modo usual en la punta de los dedos para medir la diferencia de luz entre el emisor y el receptor.  El oxímetro tiene una parte que emite la luz y otra parte opuesta que detecta la cantidad de luz que llega. Es necesario que exista un pulso de sangre dado por la arteria, esto genera una diferencia con la sangre venosa y esa diferencia permite establecer la saturación de la sangre. En caso de poca fuerza en la sangre por falla cardiaca por ejemplo, se interpreta como sangre venosa, la sangre arterial y la lectura de saturación es demasiado baja.